lunes, 1 de marzo de 2010

Pero...

Pude parar inmediatamente, pero elegí seguir.
Rechacé la mordaza escapando de allí, descubriendo otro lugar en el mapa y abrazando el tronco del roble que está aprendiendo a mantenerme.

Sólo son cosas mías

9 comentarios:

Dulós, 46 años, periodista. dijo...

Nena, eres la... hostia!!!! (con perdón)
Me relajas, me descubres, me trasladas...
Eres la mejor!
MILLONES DE BESOS, Mi querida amiga!

Marina dijo...

Creo que el infierno está en la duda, cuando tomas una decisión todo se vuelve mas liviano y... ¡pa`lante! Saludos

mariajesusparadela dijo...

Yo creo que es la duda la que nos hace grandes.

Maria Coca dijo...

Bien. Siempre hay que tomar un camino.

Besoss

Albino dijo...

El mundo está lleno de lugares a donde ir y robles, laureles o castaños a los que abrazarse.
Nunca te faltar uno
Bicos agarimosos

eva dijo...

eres la mejor, sin duda..

Equilibrista dijo...

qué bonito, felicidades por descubrir el regazo de los robles

Darilea dijo...

Sujétate fuerte.
Un besito

incal dijo...

El acto de elegir es el mejor ejercicio de libertad.

Y tambien el mayor antidoto ante la mediocridad.

Saludos desde Montevideo.

Luis