jueves, 18 de marzo de 2010

Adiós

Todo lo vamos perdiendo,
en este caminar
al que llaman tiempo.


Me crucé tanta gente
que hoy ya no tengo...
Siempre en la vida,
caminamos perdiendo.
En este caminar,
vamos abrazando amigos,
para luego olvidar.
Tantos abrazos perdidos.
tantos días compartidos,
mientras el tiempo se va.
Llegará otra gente,
asiré otras manos
Y...

Sólo son cosas mías

11 comentarios:

muxica dijo...

En la vida, conocemos personas, nos hacemos amig@s y luego, con los días los meses y los años, se van o nos vamos. Llega más gente que vamos dejando y así y así.
Luego hay otra clase de ausencia, la definitiva. Lo que sucede es que, siempre perdemos, de una forma u otra.
Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Pero las personas nnca se van de todo; siempre dejan huella.

Ignacio dijo...

Lo peor de todo es cuando sabemos que en realidad estamos perdiendo el tiempo, solemos darnos cuenta tarde.
La otra ausencia amiga, esa que llamamos definitiva, queda en recuerdos, y puede llegar a doler más, que las ausencias cercanas.
Desde mis cavilaciones.
Besos.

incal dijo...

Nada se pierde todo se transforma...
nuestro corazon puede albergar mas afectos que neuronas nuestro cerebro.

Un abrazo.

Luis

Alfonso dijo...

No, no las vemos. Pero ni las perdemos ni se van. Si fuera así, entonces yo me iría también.

Albino dijo...

Este poema parace que está escrito para mi. En 24 horas se murieron dos grandes amigos, el poeta Francisco Javier de la Colina, que enterramos el jueves y ayer el pintor Antonio García Patiño, con quien me había pasado charlando la tarde anterior.
Antes de salir para el tanatorio te agradezco el poema y a oportunidad, pues no sabias nada de esto pero, ante mi, parece que lo presentiste.
Biquiños agarimosos

Darilea dijo...

Y volveras a sembrar semillas en sus manos, algunos la regaran con cariño otro sacudiran sus esquirlas y sin más se irán.
Besitos

Maria Coca dijo...

La vida es un ir y venir de personas que entran y salen de nuestros corazones. Y en el fondo, existe la magia.

Besoss

Lluvia d invierno dijo...

Yo sigo ahí aunque ahora esté fuera de combate...besos

Maki dijo...

Nada se pierde amiga,,,todo lo que se siembra ahi esta ,pese que no lo veamos lleva su camino y da vueltas en un caminar que tarde o temprano vuelve a ser y estar ,,,

besos guapa

Conchi dijo...

Yo también tuve que decir un "adiós" muy especial hace unos días. "Adiós, papá", le dije, y él se marchó.
Me duele.
Un abrazo, amiga.
Conchi