domingo, 1 de junio de 2008

Vida

Todo se aprende en la vida: Se olvida, se perdona, se ama, se odia… y no pasa nada.
Son sentimientos amontonados; unos tapan los otros.

Hoy mi mente esta trastocada. Quiero llegar a una conclusión. Mi cerebro está tan repleto de sensaciones que no sé como ponerlas en orden.
Con mi mente llego a donde quiero, me paro, amarro momentos… llega otra sensación que tapa la anterior y me quedo sin nada…
De quien esperaba, no tengo nada, y de quien menos esperaba me ha dado.
Hoy sé que he sido feliz. Alguien se ha acordado de mí.
Gracias hermano, mi gemelo, y amigo desde que nacimos. Te quiero y quiero a tu “sociaVuestros niños son mis niños…
Hoy tendría que saber llorar de alegría por teneros, pero sabéis que yo, ya no tengo eso (lágrimas)
Mi corazón esta lleno del amor que hoy me habéis dado y demostrado.
Os quiero infinitamente… HERMANOS


Sólo son cosas mías…


15 comentarios:

Sabela dijo...

Con qué sentimiento dices "tus cosas" que tan hondo calan, no me canso de leerte y hoy voy a robarte una frase para hacerla mía... "De quién esperaba, no tengo nada, y de quién menos esperaba me ha dado"...
Abrazos.

amor dijo...

hay que gozar de la amistad, también es

amor

Nerim dijo...

Tu forma de decir las cosas me hacen vibrar de emoción.
Sé feliz, disfruta de todo y escribelo para que podamos compartir esos sentimientos tan tuyos de forma tan natural.
Un fuerte abrazo

Pedro dijo...

Tu sinceridad conmueve. Ojalá todos tuviesemos esa facilidad tuya para expresar palabras de agradecimiento a las personas que tenemos más cerca.
Un abrazo.

Inés Bohórquez dijo...

Somos emociones
somos sensaciones...
Creamos los días con los colores necesrios para crear mas de lo que sentimos.
Conseguimos ver tras la luz ténue de lo sensible que se pasea por dentro de nosotros y nos brinda las mejores vivencias las mejores experiencias.

Bello post!

mis bendiciones

Piedad dijo...

admiro tu forma de expresar tus sentimientos. es verdad, aveces encuentras amor donde no esperas y donde esperas sólo hallas frialdad. Pero através de la pantalla recibes mi más cálido abrazo para que te sientas arropada en momentos como este. Petons.

Fortimbras dijo...

Estas renaciendo espiritualmente y me alegro. Todos sabemos lo que pasar momentos duros y una de las conclusiones que se sacan es saber quienes estan a tu lado y quienes siguen de largo.
No se si esperabas algo de mi, pero has de saber que de una manera o de otra me identifico siempre positivamente con tus cosas.
Un biquiño

Mariaisabel dijo...

Cuanto cariño hay en tu escrito, me ha encantado.
Para tí un fuerte abrazo, con mucho cariño

Eva dijo...

Oops!! pues me uno a mis compis blogueros/lectores.

Sólo decirte, que tú lo hiciste conmigo primero ¿recuerdas? hace algo más de un año yo estuve en ese lugar y tú, sin conocerme de nada, me animabas y me dabas tu cariño. Así que te devuelvo esa florecita que plantaste.

Besos y abrazos.

Isabel dijo...

Y al final siempre está la familia, la sangre, la que nunca falla en los malos momentos. Qué suerte más bella la tuya, amiga. Besos.

Ana dijo...

Celebro esas lágrimas de alegría.

Mis mejores deseos de felicidad para todos. Es agradable leerte siempre, gracias por compartirlo.

Besos ilusos.

katina dijo...

Y asì vamos aprendiendo ,entre llantos y alegrìas , entre sentimientos que brotan dìa a dìa encontrandose unos a otros querièndose expresarse.
En un aprendizaje que no termina , dura todo el camino de la vida .
Lo que nos parecìa imposible de soportar en algun tiempo luego nos damos cuenta que lo pasamos y aquì estamos de pie aunque nos falten las fuerzas.
Es muy confortante sentir ese apoyo , esa compañìa , ese amor que se te regala , la familia es un lazo inigualable y se fortalece en los momentos de dolor .

Bonsaimusic. dijo...

Que hermosas palabras para unos amigos que con su demostración de amistad se han convertido en tus hermanos. Estoy de acuerdo contigo que con los años una misma se va forjando su propia familia sin vinculos de sangre y por tanto más autentica. Te queremos y estamos contigo.

Te mandamos besos felices.

Alichín dijo...

¡Qué bueno, amiga, que no estuviste sola!
Como siempre, tus letras conmueven y reflejan con hermosura y precisión tus sentimientos.
Un fuerte abrazo para tí... para ella, mi oración de todos los días.
Alichín

Zeltia dijo...

Es un don el tener la capacidad de percibir el amor de alguien. Sentir agradecimiento por todo lo que recibimos.
Normalmente estamos acostumbrados a dar por sentado que nos quieran, que nos cuiden, que sepreocupen por nosotros. Pero nadie, y repito nadie, tiene que hacer eso. Todo lo que nos tienen en cuenta, cada minuto que nos dedican de su tiempo aquellos que amamos, es un REGALO.

Felicidades por saberlo.