lunes, 17 de noviembre de 2008

De mi madre a sus hijos


Testamento de mi madre a sus hijas/o
Recita mi buen amigo Jesús, autor del blog
http://ladagademiparnaso.blogspot.com/




A la primera señal de tu existencia
sentí ensanchar mi corazón de madre.
Era tan hondo mi contento que a tu débil latido
acariciaba ya mi pensamiento.

Tu latido más fuerte cada vez,
al cambiar tus posturas en mi seno,
causaban en mi tal sensación
que hacían de mi vida
horas de paraíso, horas de ensueño.

¡Cuánto, cuánto te amé!,
aún antes de que nacieras,
Antes de que mis ojos te mirasen
y brillara en ellos el misterio.
De ese algo sublime y celestial
que Dios pone en nosotras al teneros.

Viniste al mundo y fue…
como si el rey pusiera en mis manos su tesoro.

Te besé y acaricié a un tiempo,
con un temblor inmenso,
pues temía romperte, hacerte daño.
Tan pequeño y tan frágil era tu cuerpo.

Y fue pasando el tiempo
y fui poniendo en ti lo mejor de mi vida.
Amor, poesía, rectitud y sentimientos.
Porque yo era así…
Recia, cristiana, gallega, poeta…
Y encerraba en mi pecho,
amasaba en mi sangre,
lo que encierra Galicia,
lo que tiene mi tierra.

Quise hacer de ti algo muy grande,
no en bombo y apariencia,
pero sí que sintieras con los pobres,
que vivieras con ellos sus miserias,
y alternando con ellos,
aliviaras sus penas.

¿Por qué si te quería tanto,
deseé que conocieras la tristeza?
Verás mi explicación:
porque amando a los pobres,
sólo así, sentirás amor.
Que al de “Madre” pudiera compensarse,
pues si anhelas hallar comprensión
te advierto de antemano
que por absurdo que parezca
el amor humano,
nunca un hijo ha de dar
en tal medida, de darse todo entero.

Y sangrará tu pecho, y angustiada tu alma se hallará
y correrán tus lágrimas.
Conocerá tu vida la negra soledad,
sólo, sólo incomprensión
y frío, en tu vida tendrás…
pero si nada esperas y buscas consolar,
remediar las miserias
y siempre comprender a los demás
tu vida no habrá sido estéril…
y un día… sin tardar
tus hijos, y aún aquellos
los que, sencilla y callada consolaste,
te habrán de recordar,
y sentirán la falta de tu mano
que les dio pan y caricias
al pasar por la vida,
si es tu amor inmenso
e inmensa también tu caridad.

12 comentarios:

katina dijo...

Que bellas y profundas letras .

Cual puede ser la entrega màs preciada ,hacia los hijos .

Sin duda formarlos en el Amor ,en estar abiertos al caìdo , al que sufre , al hambriento de cariño .

A derramar cariño a su paso , formarlos en grandeza por dentro ,provistos de sensibilidad para darle la mano al otro.

Letras que develan una veta artìstica màs allà de sus telas y pinceles sino en la mirada de madre y mujer.

Concluye magistralmente que antes de esperar hay que dar .

Precioso querida amiga y disculpa mi ingratitud , por estos dìas estoy de lleno abocada a sacar adelante a mi hijo en sus estudios y practicamente no enciendo el computador.

Te quiero mucho.

muxica dijo...

Lo publique hace tiempo en otro blogs, como este no lo pienso borrar nunca más, repito.
Escuchareis la voz de Jesús que le da vida; un gran amigo, os aconsejo que paséis a escucharle en su blogs.
Varéis que tengo razón.
Besos a tod@s l@s que paséis por aquí.
Gracias.

santiago dijo...

belleza en tus letras, poema hermoso
un placer leerte

Milagros Sánchez dijo...

Entrañable poema que nos recuerda la unión tan fuerte que siempre habrá entre vosotras.
Por nuestra parte también sentimos una profunda amistad hacia ti y aunque la distancia nos separe te enviamos otro abrazo virtual.
Muchos biquiños

ANÓNIMO dijo...

me encantó la letra...

la grabación: buena voz y declamación, pero creo que sería más poderosa en labios de una mujer... pues solo ella descifra los sentimientos maternales.

Creo que transcribiré la letra sobre algun regalo a ella: mi madre.

besitos!

Vicente Jorge dijo...

Es bellisima...

Verbo... dijo...

Quiero pensar
en los pensamientos de mis hijos,
eso debo.

Un beso Linda ♥

M.

Isabel dijo...

Buffff, se ponen los pelos de punta!!! Cuánta emoción, cuánto amor, el amor de madre. Besos.

MABANA dijo...

Bellisimas letras, y con la voz de Jesús, una delicia....

Saludos cariñosos

Sabela dijo...

Aunque casi no me dá tiempo a seguirte me gusta esta actividad desplegada en tu blog, síntoma de que todo va bien y este poema que "tiene voz" es la gota que colma el vaso de la perfección de "tus cosas"... ¡¡¡precioso!!!.
Abrazos.

Piedad dijo...

¡Bonito porque sí! Un testamento lleno de amor y cariño. Precioso poema.

Un beso.

Mariaisabel dijo...

El poema es precioso, pero como declama Jesús!
Soy asidua de su blog(Jesús) y no me canso de escucharlo.
Has unido una preciosiad de poema con un rapsoda de excepción.
Un abrazo, amiga