martes, 4 de noviembre de 2008

Lejano

Sopla el aire, se escucha una música lejana. El blogs se escurre de sus manos, mientras sentía vagos recuerdos. Todo lo ve turbio y confuso. Sombras la persiguen a través de su mente sin conseguir distinguirlas, se agitan como vagos destellos, pero aun así puede recordar; debía haber soñado…
Experimenta la sensación de que todo ha terminado. El jarrón estaba vacío y en la silla no había señales de ella. Durante muchos años siempre estuvo allí.
Fue como si de repente se abriese una puerta invisible, una puerta por la que no sopla el aire que llega con un aviso a muerte y un signo de amor inmortal.


Sólo son cosas mías…



8 comentarios:

Pedro dijo...

Los viejos recuerdos se nos pueden colar por donde menos los esperamos.
A ti te han servido para componer un bello poema, bienvenidos sean.
Un beso.

Verbo... dijo...

Tal cual
así me está pasando
como si todo hubiese
terminado.

Un beso Bella ♥

M.

Conchi dijo...

Te dejo una abrazo. Espero que estés bien. No he sabido interpretar tu escrito, pero me ha gustado.
Conchi

Hikari dijo...

Nuestro pasado está hecho de recuerdos, nuestro futuro de esperanzas... Y nuestro presente de sueños realizados.
¡No cambies!

mera dijo...

Es muy desconcertante, desazona...
Un beso.

Fortimbras dijo...

Esa paradoja del aviso a muerte y el signo de amor inmortal, responde claramente a ideas que pasan por mi cabeza.
Y es porque el amor está por encima de la vida.
Bicos

Clarice Baricco dijo...

Quizá sea porque està a punto de terminar un año más.


Abrazos

Sabela dijo...

Me gusta leerte.
Abrazos