miércoles, 20 de agosto de 2008

Dudo

Limpiando papeles encontré tu dirección,
Y regresaste a mi. Yo no quería tu recuerdo, casi lo tenia borrado.
Fue una sensación dulce, amarga a la vez…y… ahora dudo si guardarla o regresarla al olvido…Ya no quiero tirar papeles, me parece que estoy segura…Aquí te dejo, aquí te guardo…Pero, no sé si es dulce tu recuerdo… Tengo dudas…
Sólo son cosas mías...

8 comentarios:

Ana dijo...

Dudas entre el corazón y la razón.
Ojalá aciertes en la elección. Sdlo tú puedes decidir.

Besos ilusos con mi cariño.

Darilea dijo...

No lagraras despejar esas dudas, el corazón es así de traicionero.
Besitos.

Darilea dijo...

No lagraras despejar esas dudas, el corazón es así de traicionero.
Besitos.

Sabela dijo...

¡Cuánto dices en tan poco!... Tus cosas llegan a mi corazón, buen día Inma.
Abrazos.

mia dijo...

Sabes una cosa muxica???... al recuerdo, solo nosotros podemos "Darle sabor"...

Así que haz siempre tus recuerdos dulces, que siempre, en cada uno de ellos, podrás encontrar para hacerlo más de una razón :)

Isabel dijo...

A veces es mejor olvidar; lo nuevo con lo que puedes encontrarte muchas veces vale la pena... y si no, de nuevo al baúl de los recuerdos. Besos, ya estoy de vuelta, definitivamente.

María del Carmen dijo...

esos recuerdos....ayeres contenidos de nostalgias... de tal vez y en un hoy un quizá se devana luego del desliz de ese papel encontrado, con tanto de tanto...
y poco de ese tanto yhoy mucho de un quizás

muy buena nota

invitoa suteda visitarme

mi blog www.walktohorizon.blogspot.com

y de ahí alos otros.
agradecida por su comentario vertido en mi post lesaluda y deja paz mary carmen

Eva dijo...

Me hizo gracia leer que revolvías papeles cuando encontraste....
¡Eso mismo ando haciendo yo!
Aunque lo que encontré no fue nada triste, en un monedero, encontré un ticket de un café y budin que me tomé hace dos años en Buenos Aires, y recordé aquella mañana en la que recorrí la Avenida Corrientes, semi-solitaria de un domingo no muy frío y que finalmente hizo que parara en el Café donde resposté.

Seguro que lo que tú encontraste merece la pena que lo vuelvas a guardar, siempre puede traer buenos recuerdos, aunque la persona que nos los recuerde no.

Coincidencias amiga! ya ves!