viernes, 2 de mayo de 2008

Sólo en sueños

Llego con hambre
de decir aquí lo quiero.
Tengo hambre de encontrar
aquí tus letras.

Tengo ganas de encontrarte
en mis sueños.
Quiero sentir
la plenitud de tus dedos.

Deja, aunque sólo sea en sueños.
que la vida discurra
a través de mis letras.

Ámame, aunque sólo sea
en tu recuerdo.
Deja la noche en mi cuerpo.

Tómame aunque sea de lejos
Cruzaste tu piel con la mía,
desde aquel día,
que no cupo más que mi alma
en tu cuerpo.
Fue como un puente….


Me despierto cada día
bebiendo tu recuerdo
¡Quiero soñarte….!

Estás en mi recuerdo frío,
desde lo clandestino,
desde la soledad
desde donde te escribo.

Libertad de mi mente,
desde donde te quiero,
mientras tú caminas por otro cuerpo.

Desde aquí, desde mis sueños, te beso
y se enciende mi fuego,
sin más que una razón para el sueño.


Pierdo mí tiempo de sueños
sin hoy… sin mañana…
pierdo mi tiempo.

Hago hermoso lo amargo
Intentando alcanzar tus besos,
desde donde te sueño,
renaciendo desde mis propias cenizas.

Intento correr, siempre hacia el este.
Recordar aquella tarde,
desde tu mirada

Cielo azul y limpio
Calma de tus dedos
Fuerte olor a ti…

Lado de mi cama.
Tango… bolero…
Espero la noche para quererte.

Besarte en sueños
Decirte que….
¡Te quiero¡

Sólo son cosas mías…




4 comentarios:

Piedad dijo...

Preciosa letra, me encanta. saludos.

Amor dijo...

dejarse querer es agradable

Isabel dijo...

Preciosos versos de amor. Sigo viéndome en tus letras, amiga. Besos.

Fortimbras dijo...

Hermoso poema digno de la gran escritora que eres.
No es coba cuando te digo que tus versos, que estan muy bien en el blog, tambien deberian pasar al papel escrito.
Estoy seguro que tu libro tendría un gran éxito porque una gran parte del mundo, es decir, el lector con sensibilidad, necesita poesia.
Bicos