lunes, 14 de enero de 2008

Atemorizada

Imaginaba, tenia un secreto que se alzaba por el humo, era un fantasma, con cadenas de hierro que en las noches me atemorizaba.
La noche me arrullaba, el viento cantaba y la lluvia borraba los recuerdos
Las paredes manchadas descubrían el secreto en forma de fantasmas
Un miedo atroz me cubría, de tal forma que mi cuerpo solo veía los muros de piedra donde me sentía enterrada. Mi hermana me contaba cuentos, ¡no pasa nada!
Me decía- Mira el humo de las casas, esas manchas son recuerdos, ellos nos están mirando… Eran caballos galopando, que pisaban los cuerpos de las niñas abrazadas.
- No regreses, quédate aquí, no temas a las manchas, no son nubes, ni monstruos, son los recuerdos que no pasan, son las manos del abuelo que sostienen nuestra casa.
Mi hermana era una niña loca, le gustaba mi fantasma.
- Yo no soy loca, hablo con el miedo. ¡ven… vamos a derrotarlo!
Era de noche, ella hacia huir el monstruo de las paredes, salíamos por la ventana a la noche y sentadas bajo el faro poníamos la noche lejos corriendo con los lobos.

Sólo son cosas mías...

12 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

¡Cuántas leyendas, cuentos, fantasía en definitiva mezclándose con una realidad que no entendíamos!
Quiero darte las gracias por ese poema tan bello de Vicente Aleixandre, LOS BESOS, que me has regalado hoy en mi entrada sobre este tema.
Como siempre tan atenta y estupenda amiga.
Recibe un abrazo grande y muchos besos!!

** MARÍA ** dijo...

De niñas solíamos ver fantasmas donde no los había y salíamos corriendo asustadas; tendríamos que aprender y quedarnos con la experiencia. Ahora de mayores podríamos escapar de muchas de las cosas que nos dañan, no crees?

Besos tiernos para ti, amiga.


** MARÍA **

Lu.. dijo...

..y si a medida q vamos creciendo seguimos teniendo fantasmas pero esta vez son distintos!
saludos muxica
interesante giro a tu blog!

Alichín dijo...

¡Vaya texto precioso, querida amiga! Cuántas historias y seres produce la imaginación infantil. No tiene límites. Lo importante de la vida no es dejar de envejecer sino mantener vivos, en cualquier edad,los sueños de la niñez. ¡Ah! Me hiciste regresar a mis hadas y a mis duendecillos, a mis fantasmas y mis monstruos! Un fuerte abrazo
(Cuando ponga al día mis quehaceres, volveré a escribir. Pero te leo siempre)
Alichín

Maki dijo...

Miedo,,ayy de niñ@s cuantas cosas nos daban miedo verdad?? yo tb era muy muy muy miedosa ,,,,veia fantasmas en todas las partes,,,eran mis fantasmas particulares,,, aprendi tb a derrotarles y a partir de ahi fui mucho mas libre ,,,bonito tu relato

besos preciosa

Verbo... dijo...

éso, derrotar los miedos.
A la luz de La Luz, la verdad y el conocimiento.

Un beso,

M.

Isabel dijo...

Son los sentimientos desbordados de cuando uno es niño y aún no comprende la vida. Son los miedos que nacen, aún cuando no se sabe bien qué nos depara el futuro. Es aprender a enfrentarse con lo que es oscuro, enseñarnos a movernos en la noche. Besos.

katina dijo...

De niña sola en mi cuarto miraba las paredes . en las cuales se dibujaban siluetas y figuras de miedo .

La madera y sus dibujos , me desvelaba mirando el techo casi sentía que saltarían sobre mí .

El faro de la calle alumbraba mi habitación , el paso de los autos dirigían sus luces hacia mi ventana lo cual me calmaba un poco .

Siempre tuve que aprender a dormir con la luz apagada , apretando los ojos para no mirar.

Te quiero mucho , que estes bién.
Chau.

Zíngara dijo...

Venga amiga... ya podremos tu y yo reirnos algún día de esa maldita ventana...
Biquiños agarimosos e unha aperta moi forte sempre

Ana R dijo...

Me encantan estos cuentos donde la fantasia y el miedo resultan tan ,tan, entrañablemente hermosos.¡¡Ay! divina patria perdida , la de la infancia...

Un biquiño,nena.

Jesús dijo...

Soñar es vivir dos veces.
A veces el subconsciente nos domina pero hay otras veces que podemos dominar a los sueños y hacer que sean bellos, soñar con la persona que nos toca lo más íntimo del corazón. Sueños, otras veces prohibidos pero tan reales como la propia vida .
Que tus sueños siempre sean de colores y además de tu protagonismo estén en ellos los seres más amados por ti.

Miguel dijo...

cuando sientas temor, recuerda esconder tus miedos en el calor, en el sabor de un tierno abrazo.