domingo, 23 de mayo de 2010

Mi ausencia

Por el desasosiego navego.
Al final del paseo comienza mi ausencia.
Explanada empedrada de penas.
Dos ojos de luna detienen mi impulso
evocando momentos con mi cuerpo tirado por tierra.
Resbalo hasta el suelo ... y miro ese cielo,
que toco al azar con mi mano.
Al cual no comprendo...

Hoy.. hoy definitivamente digo adiós a este juego
y...sí, me muevo por lunas.

Sólo son coas mias

18 comentarios:

Albino dijo...

Todos pasamos por momentos de ausencia, a veces de los demás y otras de uno mismo.
Pero yo te pido que empieces a comprender ese cielo que está al alcance de tu mano. No el cielo religioso, sino el cielo etéreo. Y estoy seguro que tu adios nunca será definitivo, porque si te mueves por lunas, la luna cambia, no lo olvides.
Te deseo una dosis de optimismo y te envio mis biquiños agarimosos.

mariajesusparadela dijo...

Pues ayer empezó la luna creciente.
Cuento contigo en la luna llena.

Maria Coca dijo...

Me siento identificada... Yo también me muevo al ritmo de la luna.

Besos cercanos.

Darilea dijo...

Son muchas las ocasiones que la luna aparece en mis versos, por lo que entiendo ese balanceo por el que te ves mecida en su ausencia...
Besitos Muxica.

Tomi dijo...

Hola muxica, que cosas mas bonitas dices en tus versos, da gusto venir a visitarte.
También te recuerdo.
Un abrazo

incal dijo...

La luna ,bien lo saben los poetas,no es un mero satelite.
La luna es el corazon de la noche ,testigo de nuestra ausencia,pero tambien la celadora de nuestra presencia,
Asi es su danza...solo estamos invitados a unirnos a su ciclico balancear.

Saludos.

mia dijo...

A cuantos juegos de repente decimos adiós sin saber ni cuando les dijimos hola... a cuantos de repente... serán los momentos, o mejor, serán las lunas que nos ponen más claras las cosas...

Maki dijo...

Cuanto nos inspira la luna amiga,,,,hoy me inspiro mi post para ti ,,,,,

un beso guapa

mera dijo...

Todos somos lunáticos o luneros, yo que se...

Rosa María dijo...

Cuando se dice adiós y el espacio inmenso de la luna te deja campo para labrar, es que se te abren nuevos amaneceres; vuela, canta, ríe y duerme en la cara de la luna creciente.
Besiños,
Rosa María.

Conchi dijo...

Me gusta leerte.
Te mueves por lunas... ¿eres lunática?
Yo ya casi ni miro la luna...
Te mando un fuerte abrazo
Conchi

ROCIO dijo...

Amix vengo a verte y a contarte que vamos a hacer el III encuentro de poetas en red en septiembre, por qué no piensas en ir anda anda, te dejo el blog.
http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/

Besosossosososos.

Rocío

eva dijo...

aqui estoy..

Nerim dijo...

Todavío no me explico como ni porqué nos hemos distanciado. ¿Será posible una reencuentro?. Ya una vez te escribí pero no me llegó tu respuesta.

Quizás tengo que esperar a que llegue la luna nueva para volverte a encontrar?

Un beso

** MARÍA ** dijo...

Un auténtico placer volver por aquí y encontrarte activa en tu poesía. Siempre me gustó, y cómo no puede ser de otra manera, me sigue gustando. Aunque cuando lo haga, sienta que tus letras despliegan no siempre, alegría.

Un placer volver a visitarte.

Un besot tierno y dulce para ti.


** MARÍA **

Anónimo dijo...

He visto la entrada del blog y te felicito por tu sinceridad. Es difícil encontrar a alguien que escriba poesía y al menos haga referencia a las reglas, que tal vez no debería de haberlas pero contribuyen en la mayoría de los casos al ritmo del poema. Es difícil expresar lo que se siente bajo una métrica o una rima, pero cuando consigues hacerlo y ves los resultados comprendes que es necesario lo mismo que lo puede ser para la música.

Por otra parte te digo que te voy a leer porque pese a haberte encontrado por casualidad percibo que lo que voy a leer es auténtico y va a merecer la pena.

Perdona que incluya el comentario en esta entrada.

No suelo identificarme en los primeros contactos, no por nada especial, tal vez sea por costumbre.

ani.kris45 dijo...

Esta muy padre pero recordemos que siempre debemos sañir adelante,nunca te rindas,pero en verdad me agrado.

Eria.. dijo...

Que dificil es ese paseo.