domingo, 3 de marzo de 2013

Huele a ti


Huele a ti sin ropa,
a ese amor desnudo
que se aspira.
Te he reclamado en vano
Mientras…
tú te ocultas en los hilos de la vida.
Huele a ti y a lluvia.
Flota la ficción de tu historia
que conectó nuestro destino.
Huelo mariposas azules
que vuelan entre sombras..
Huelo tu ausencia
tirada por el suelo que me mece.
Huele tu fuente a la sombra
del árbol frondoso que me entumece.
Musgo de lluvia es mi cama.
Huele, huele… y huele a ti.
Huele a engaño del músico
que no cree la letra de la canción
Huele a dolor que se cuela
por debajo de la piel
Huele… huele a ti…
Sólo son cosas mías

4 comentarios:

Marina dijo...

Cuanta melancolía destilan estas letras, pero que bien encontrar esa emoción hoy, me soltó el nudo de la garganta. Un abrazo.

Aldabra dijo...

huele a ti pero sin ti... ¡que tristeza!

dice bien Marina, los versos destilan melancolía...

en mi cabeza está la imagen de una mujer hundiendo la nariz en un jersey de lana... oliendo... con fuerza...

biquiños,

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hay mucha tristeza en tus bellas letras. La ausencia del que amamos se hace eterna.
Preciosas metáforas.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

Aldabra dijo...

volví a leerte.

"Huele a dolor que se cuela por debajo de la piel"

versos como estos son los que me inducen a penar en un sufrimiento interior, grande, aunque exista la resignación... una cosa no quita la otra.

biquiños,