lunes, 28 de enero de 2013

Se hizo tarde


 

Quise quererle, asomarme a la ventanilla
Y sentarme en el mismo vagón...
Quise viajar a Venecia...
Pero el tren hizo su parada en la lluvia
Quiso olvidar nuestro destino a Estambul.

Cuantas mentiras dice el amor...
Nuestro destino era Samarcanda.
Quería vivir de verdad....!
Siempre pensé en las novelas realistas....
Mi compañero de vieja siempre ha sido la ilusión
Quise quererle. Levantarme y mirar las estrellas
no quería esquivar  mi realidad, ni mezclar verdes ni azules.
Todo se transformó en obligación Y rabia ante la multitud....
Recuerdo...a cuantos lugares decidimos no ir...
¡Como nos cortamos la vida...!

Se abre y se me vuelve abrir sólo aquella hendidura
que intenté  rellenar de fantasmas
al tiempo que ya había escogido toda mi vida.
Quise crear una novela romántica...
Conté noches, esperé madrugadas, conté estrellas hasta los confines...
Nunca supiste decirme "Eres mi vida entera" Y muchas más cosas cotidianas
Me acosté en la nieve. Me cubrí en la tempestad
Al amor... siempre se le escribe tarde...
Existe una novela que no he escrito...Hace tantos años...
La vida me ha obligado siempre a inclinar la cabeza.
¿  Sabes lo que quiero decir...?
Sólo son cosas mías

3 comentarios:

Aldabra dijo...

ME GUSTA mucho este poema, de verdad.

Tiene versos preciosos, aunque lo que de verdad llega es todo el conjunto.

Mucho desamor, incomprensión, falta de sintonía...

Todos los versos están envueltos en un llanto escondido.

biquiños,

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Muxica, te has desahogado en medio de tus letras de desamor, pero cuantas veces, nos toman como un uso y no como una parte de un todo.
las mujeres, aún tenemos que ganar esa gran batalla.
Gracias por tus palabras y por ese bendito libro que ya tienes en tus manos.
Con ternura
Sor.Cecilia

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Nunca será tarde para darle una segunda oportunidad al amor y romper las cadenas del desamor.

Un abrazo, gracias por visitarme.