domingo, 14 de febrero de 2010

Anónimo

De pronto has tentado a mi recuerdo,
como si viniese a buscarme.


Maduro trepaste por mi cuerpo.
Con alas de mariposa rozas raudo
mi pasado.


Maduro estas en mi pecho
lanzando destellos.


Promesas de un regreso…
Amor romántico, efímero…


¿Por qué el amor llega siempre con retraso?
demasiado tarde… demasiado pronto…


Aprendo a mirar de frente la historia,
desde la misma piedra… el mismo árbol…


Los recuerdos no se comparten con nadie;
cada detalle es nuestro:
La hamaca, el silencio, el vino…


De vez en cuando regreso a mis cosas,
y repongo las piezas desperdigadas de mi misma,
y maduro te traigo a mi memoria.

Sólo son cosas mías

10 comentarios:

Pepa dijo...

Es preciosa la entrada, estas "cosas mias" las tenemos todos muchas veces en nuestra mente, en nuestro corazón.

Me ha gustado mucho, me ha llegado hondo. Gracias por compartir

Maria Coca dijo...

Recuerdos personales que nos hacen ser lo que hoy somos y cómo pensamos...

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Y maduro y te traigo a la memoria...precioso.

Albino dijo...

Como siempre, Muxica, tus versos son exactos y tus ideas cabales. Me gustas eso de que los recuerdos no se comparten con nadie. Hay que guardarlos y hacerlos revivir, pero dentro de tu propio espíritu.
Biquiños agarimosos

Darilea dijo...

Hay cosas tan, tan nuestras que hasta sería pecado escribirlas.
Un besito y como siempre un placer.

Chousa da Alcandra dijo...

Antes de escribilas solo eran cousas túas; agora...xa non.

Fermosas sempre as rosas. Fermosas tamén as tuas palabras.

Bico

Silencios dijo...

Como me gustan tus cosas, las cuentas siempre con tanta dulzura, que salgo entre suspiros siempre de aquí.

Mil gracias princesa por tu cariño.

Besos siempre de Admiración.

RECOMENZAR dijo...

Poético de bello tu blog Flores para vos

mera dijo...

Muy bonito.

loinvisible dijo...

Me han atrapado "tus cosas". Volveré a visitarte, ha sido un placer leerte. Saludos desde PTB. Desira