miércoles, 6 de enero de 2010

Disculpa (tres_rosas)

Quisiera escribir una disculpa.
Mientras tengo tu carta entre mis manos,
intento grabarte en mi cerebro.
Recuerdo aquel sendero,
en donde los dos perdimos algo,
aunque susurramos palabras,
en un tiempo hecho de nada.
Decirte que te he querido desde siempre,
aunque yo ya no esté en tu entretanto,
me eres realmente necesario.

Sólo son cosas mías





13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Ya te estaba yo echando de menos.

Albino dijo...

Hermoso poema. Cada dia Muxica, escribe cosas mas lindas y a la vez cargadas de profundidad.
No creo que haya que disculparse por nada.
Biquiños agarimosos

Ana dijo...

Qué disculpa más enamorada y sincera.

Me has tocado la sensibilidad con tus versos ... muy emocionantes.

Enhorabuena por ese profundo talento.

Eterno dijo...

Muxica bellisimas palabras encuadradas en un poema maravilloso.
Mis felicitaciones Muxica.
Saludos ETERNOS.

Maki dijo...

Como siempre dulces letras ,,,,me gustas ,, me encantas ,,un beso guapa

rblanco dijo...

Hermoso y sentido poema, Muxica.

Un abrazo
Sofi

Silencios dijo...

Tus bellas y sinceras palabras silencian las mías

Mil besos princesa

Conchi dijo...

Siempres es un placer leer tus poemas.
Un abrazo grande y no dejes de escribir nunca.
Conchi

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Simplemente precioso.
Un beso.

A.C. dijo...

La necesidad de lo innecesario es siempre una pulsión muy vital.
Me gustó mucho. Incluso cuando dices que solo son inventos tuyos.
Un biquiño

Jesús dijo...

Como siempre que te encuentro me lleno de poesía. Hacía tiempo que no te visitaba porque perdí tu enlace al foprmatear mi pc pero vuelvo con la misma necesidad de leerte de siempre. Saludos quiridiña y feliz año.

Darilea dijo...

Siempre terminas llegándome muy dentro.
Un besito.
Pd: Muxica quiero hacerte entrega de algo para ti en mi blog, no quiero que te sientas obligada a colgarlo en tu blog, simplemente me apetecía compartirlo contigo.
Aquí lo hallas..,
http://gritosdelalma-darilea.blogspot.com/

Maria Coca dijo...

Cualquiera aceptará estas disculpas tan sentidas.

Un abrazo.