miércoles, 9 de diciembre de 2009

Clinc,clinc

Hoy mi recuerdo huele a piel de naranja.
Toco el calor del agua
resignada a perder lo ya perdido,
entre las arenas de la vida.

Hoy me paré en mi memoria,
que hasta ayer he sabido escabullir,
negando sensaciones y recuerdos.

El viento repartió besos
escondidos del miedo,
que se rompieron después.

Hoy escuché el clinc clinc del tiempo
medio perdido, que me arrastró al otro lado

Sólo son cosas mías


6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Por problemas de salud estuve ausente estos últimos días,
ya me pondré a la altura de sus blog para comentarles..

Pido disculpas por no poder pasar por sus bloggs..

Gracias

Un abrazo
con mis
Saludos fraternos de siempre..

Albino dijo...

Como siempre, tu inspiración es fundamental para escribir bonitos poemas cargados de contenido.Es hermoso que tu recuerdo huela a piel de naranja, porque quiere decir que ese recuerdo sigue existiendo. Las arenas de la vida no se lo tragan todo.
Bicos agarimosos

mera dijo...

Joder Muxica, menos mal que pusiste este poema, el anterior deberías mandarlo a la "Sonrisa vertical". Que carga de erotismo...

mariajesusparadela dijo...

Ya nos tienes acostumbrados.

Dedicatorias dijo...

Hoy debemos recordar nuestra memoria, si nos escabullimos ayer.
Me agrado mucho tu poema.

Besos de Melocoton!!!

Darilea dijo...

Me gusta como huele la piel de naranjas, imagino gratos recuerdos aunque duela el tiempo de ayer.
Como siempre, me encanta leerte.
Un besito Muxica