domingo, 30 de agosto de 2009

Desteñido


La tempestad desperdigó las escenas pasadas, convirtiendo los días transitados en diminutas hormigas.
Era extraño, desde lejos parecían momentos de vestidos de día de agosto, desteñidos por el agua del pozo del patio del pasado.
Parece mentira… recoger las escenas que no volverán a pasar, como si fuese posible arrojarse en los brazos del pasado del que sales rehecha.
¡No, nunca sabrá nada de mí, aunque mis sueños insisten e insisten
…!

Sólo son cosas mías…

10 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Ahora son sueños, pero pueden convertirse en pesadillas. Lo pasado, pasado. A llorar y a aprender.
Creo.

Eterna aprendiz dijo...

Una reflexión llena de confesiones para mirarnos en ellas, espejos que nos traes. Me encantó perderme entre tus letras, muy buenas.

Besos

Ermins.. dijo...

A veces nada duele más que balancearse en los flecos de una memoria pendiente.. (siempre parece ayer, aunque lo fuera)

Preciso blog..

Adolfo Payés dijo...

Belleza de versos.. desteñido en tu poema..

Me gustó. Excelente

Que tengas una muy buena semana

Saludos fraternos
Un abrazo muy grande

Albino dijo...

Las escenas nunca son pasadas. Siempre hay un presente que queda en el subconsciente y que a veces reaparece.
Todo lo que está en tus sueños, tiene siempre una actualidad, más tarde a mas temprano.
Bicos

Isabel dijo...

Como el agua entre las manos, el pasado no vuelve. Y los sueños... sueños son. Precioso. Besos.

rblanco dijo...

Los sueños, sueños son, pero los recuerdos, son parte muy importante de nuestra vida. Éllos configuran lo que hemos sido, lo que somos y lo que seremos, en todos y cada uno de esos momentos que siempre son presente.

Hermoso relato-poema y hermosas estas "cosas tuyas"

Unha apreta

Sofi

Maria Coca dijo...

Los recuerdos nos acompañan de día y de noche. Nunca duermen. Sólo nosotros lo hacemos.

Besos

AnaR dijo...

La nostalgia,la nostalgia...esos pequeños grandes habitáculos de la memoria...

Que bueno leerte,nuevamente

Acuarius dijo...

pues como sigan insistiendo, al final va a saber, aunque solo sea en sus sueños cuando se cruzen con los tuyos